Idioma:

Shopping a la sombra de las Petronas

Kuala Lumpur es, además de una de las ciudades con más carácter del Sudeste Asiático, una meca para las compras.

La multiculturalidad, con su rico trasvase de costumbres, es el rasgo que dibuja la esencia de la capital de Malasia. Una ciudad vibrante, excéntrica, algo caótica también, que hace de su pulso entre tradición y progreso la bandera del saber vivir. Kuala Lumpur, que fue levantada sobre lo que antes era jungla -entre dos ríos color café con leche que le dieron el nada apetecible nombre de confluencia fangosa-, reúne tantas razas, lenguas, religiones… que su encanto pasa por esa locura que lo mismo transporta a una ciudad del futuro con rascacielos y monorrieles aéreos, como a una suerte de pueblo donde late el pasado colonial junto a bulliciosos barrios étnicos.

Pero también Kuala Lumpur es un paraíso desconocido para las compras. Una meca del consumismo donde residen tres de los centros comerciales más grandes del mundo, donde la exención de impuestos abarca una buena gama de artículos y donde, entre junio y septiembre, tiene lugar algo así como una temporada de rebajas, la Malaysia Mega Sale Carnival, que puede llegar a enloquecer a los adictos al shopping.

Uno de los lugares más apropiados para esta práctica es el Triángulo de Oro, el distrito financiero. Aquí se yergue el gran hito de la ciudad, Las Petronas (452 metros) que, si bien dejaron en 2003 de ser las más altas del planeta, no han perdido por ello su carácter icónico. Y es que estas gemelas cargadas, aunque no lo parezca, de simbolismo islámico, siguen siendo para muchos la maravilla de la arquitectura mundial. A su sombra se dispersan decenas de centros comerciales, empezando por Suria KLCC, en sus propios bajos, con cines, ópera, galerías de arte… y por supuesto tiendas exclusivas.

También están Berjaya Times Square, que cuenta incluso con un parque temático en su interior; Pavillion KL, con grandes firmas de moda; y Low Yat Plaza, considerado un templo de la electrónica: más de 500 tiendas donde encontrar, siempre bajo las órdenes del regateo, cámaras digitales, vídeos, computadoras, robots… y toda clase de placas, cables, chips y demás objetos relacionados con la tecnología.

Más allá de los malls, las compras en Kuala Lumpur abarcan desde los productos artesanales de Central Market hasta las gangas del barrio de Buki Bintang, donde de pronto se cruza la invisible frontera que separa la ciudad moderna de la amalgama tradicional de culturas.

Es el rostro diferente que ofrecen China Town y Little India, donde lo chic cede paso al colorido trajín de esos puestos callejeros en los que, además de artículos de todo tipo, se puede degustar una de las mejores comidas de Asia. El primero, dominado por Petaling Street, la calle principal, cada noche se convierte en un mercado iluminado por los típicos farolillos rojos. Un mercado donde comprar a precio de ganga para animar después el estómago a base de cabezas de pescado o piel de pato frita.

El segundo, llamado en realidad Brickfields (antaño fue el barrio donde se fabricaron los ladrillos para reconstruir KL), es un deleite para los sentidos. Callejuelas que despiden aromas a sándalo y especias, templos de dioses hindúes, flores de loto adornando los puestos donde hallar bonitos saris y collares de colores. Y también donde lanzarse a probar, no sobre un plato sino sobre una hoja de banana, deliciosos guisos con curry y opciones estupendas para los vegetarianos.

¿VIAJARAS A BARCELONA?

Entradas Port Aventura

SAGRADA FAMILIA + PARK GÜELL

BARCELONA DÍA COMPLETO

COSTA BRAVA 8 HORAS

MONTSERRAT POR LA MAÑANA

TOUR TAPAS BARCELONA

¿TIENE ALGUNA CONSULTA?