Idioma:

Representar la vida cotidiana de Belén con el nacimiento del Niño Jesús es una tradición navideña que no pierde fuerza en España. Son muchos, mayores y pequeños, los que salen a la calle a hacer turismo de «belenes».

Relacionado: Cómo viajar al Nápoles del siglo XVIII desde Cuenca.

 En Madrid, el belén municipal del Centro Cibeles firmado por el artista José Luis Mayo, combina escenas clásicas, como la Anunciación, la petición de posada o Herodes con su guardia, con otras menos típicas, como los preparativos del viaje que los Reyes Magos hicieron guiados por la Estrella de Belén.

Otro Belén que merece una visita en la capital es el de la Real Casa de Correos. El conocido como «Belén de Sol» dedica este año su decorado a Carlos III, con motivo del tercer centenario del nacimiento del monarca ilustrado. Con 150 metros cuadrados, montados meticulosamente por la Asociación de Belenistas de Madrid, reproduce los principales monumentos que se construyeron antes o durante el mandato del rey. Todos ellos realizados de forma artesanal, con todo lujo de detalles y elementos realísticos como campanarios que repican y chimeneas que echan humo. Un auténtico viaje en miniatura por los rincones más emblemáticos de la ciudad.

La ruta belenista por Madrid nos lleva hasta el belén napolitano del Palacio Real formado por más de 200 figuras y casas napolitanas, parte de ellas pertenecientes al llamado Belén del Príncipe, iniciado por Carlos IV cuando todavía era Príncipe de Asturias. Figuras napolitanas, genovesas y españolas, hicieron de él uno de los conjuntos más importantes del siglo XVIII, que se ha ido incrementando con nuevas figuras y casas napolitanas del siglo XXI.

En Sevilla

El tradicional Belén de la Fundación Cajasol cuenta este año con una atractiva novedad, una experiencia de realidad virtual que permitirá a los visitantes sumergirse dentro de las escenas navideñas, incluso se puede girar 360º para apreciar todos los detalles (es necesaria reserva previa a través del teléfono 955272887). También se puede visitar el tradicional belén monumental que cada año monta Luis Garduño, que en esta ocasión cuenta con más de 250 figuras y una superficie de 400 metros cuadrados. Este año está inspirado en el estilo hebraico (plaza de San Francisco, 1).

La oficina de la calle Sierpes de La Caixa, en pleno centro de la ciudad, acoge el belén navideño de la Obra Social. «El Belén de Playmobil» está realizado en 18 metros lineales para los que se han utilizado más de 3.000 piezas de Playmobil, 200 litros de pintura, 250 metros de listones de madera, 200 planchas de poliexpan tratadas y modificadas y más de 2.000 horas de trabajo (c/ Sierpes 85).

Toledo

En Toledo, el barrio de Valparaíso pone cada año uno de los nacimientos más espectaculares de Toledo. Con sus más de 200 metros cuadrados, con centenares de imágenes y un sistema de iluminación a base decenas de focos, en él están representados grandes monumentos de la ciudad como la catedral, el Alcázar, el Puente de Alcántara, la Puerta de Bisagra y la de Alfonso VI. Además este año como novedad cambia de sede. Del tradicional salón parroquial de Valparaíso pasará al Centro Cultural de San Marcos, lugar que se convertirá en su sede permanente.

Barcelona

En Barcelona, el pesebre más famoso, y además polémico, es el que el Ayuntamiento monta cada año en la plaza Sant Jaume, en pleno corazón de la ciudad. Estas Navidades, el Nacimiento y otras escenas se enmarcan dentro de unas enormes burbujas que no dejan indiferentes a nadie. Además, los Reyes Magos han sido sustituidos por tres artistas catalanes lo que ha generado la polémica.

¿VIAJARAS A BARCELONA?

Entradas Port Aventura

SAGRADA FAMILIA + PARK GÜELL

BARCELONA DÍA COMPLETO

COSTA BRAVA 8 HORAS

MONTSERRAT POR LA MAÑANA

TOUR TAPAS BARCELONA

¿TIENE ALGUNA CONSULTA?