Extremadura en 9 pueblos encantadores

Idioma:

Extremadura en 9 pueblos encantadores

 

Cáceres y Badajoz, las dos provincias más extensas de España, están salpicadas de pueblos con encanto. Situados en sierras, riberas o campiñas, nueve de ellos exhiben un patrimonio de gran valor, una leyenda que los procede y un cierto aire heroico y conquistador.

 

Zafra
Zafra tiene dos plazas: la plaza Grande y la plaza Chica. La primera es animada y bulliciosa, comercial y colorista; la segunda es íntima y recogida, soportalada y silenciosa. Ubicada al sur de Badajoz, Zafa tiene un alcázar convertido en parador de turismo y un barrio antiguo declarado conjunto histórico artístico. El monasterio de Santa María del Valle es uno de sus importantes edificios religiosos. Y la Casa Grande, por su lado, el gran emblema del renacimiento local.

Robledillo de Gata
La Sierra de Gata, al norte de Cáceres y fronteriza con las tierras bajas de Salamanca, es un territorio verde y acuoso salpicado de pueblos encantadores. Uno de los más bellos es Robledillo de Gata. Su caserío oscuro y de piedra pizarrosa está arracimado en torno a un cerro donde crecen huertas y corre el agua por acequias medievales. Hay un viejo molino de aceite que conserva la maquinaria primitiva y una plazoleta donde asoma la iglesia parroquial reformada en tiempos del barroco.

Jarandilla de la Vera
No es solo Jarandilla, es cualquier pueblo de la comarca de La Vera el que merece un largo y pausado paseo. En Jarandilla, al norte de Cáceres, hay un castillo ideal convertido en parador y en la vecina localidad de Cuacos de Yuste una plaza mayor y una fuente saltarina rodeada de la mejor muestra de la arquitectura vernácula verata. Yuste es, además, el nombre de un monasterio importante. En él murió el emperador Carlos V. Amo de medio mundo escogió estas soledades para vivir sus últimos días.

Hervás
Las aguas claras del río Ambroz descienden a la altura de Hervás. El puente medieval de la Fuente Chiquita salva su curso y conduce al corazón de la pequeña localidad ubicada a las faldas de la Sierra de Béjar, al norte de la provincia de Cáceres. Lo que el viajero halla dentro es uno de los barrios judíos mejor conservados de España, calles estrechas y casas levantadas con adobe y entramados de madera de castaño.

Jerez de los Caballeros
Grandes dehesas rodean Jerez de los Caballeros y próximo a él se extiende la frontera lusa. Estamos en tierras de Badajoz. El recinto amurallado es uno de los más grandes de la península. Suma más de ciento cincuenta mil metros cuadrados. Tuvo una importancia crucial cuando fue sede de la Orden del Temple. Más allá de sus murallas y sus torreones defensivos, Jerez de los Caballeros presume de sus iglesias barrocas con torreones de más de sesenta metros y un cierto aliento portugués.

Alcántara
El puente romano de Alcántara es el mayor del mundo por sus dimensiones y su excelente estado de conservación. Es el símbolo de las Tierras de Alcántara, el nombre que recibe la comarca presidida por una encantadora villa flanqueada por la Vía de la Plata. Las aguas mansas del Tajo discurren por sus faldas. En el pueblo, arracimado en torno a una colina, destacan las iglesias de San Pedro, Santa María de Almocóvar, asi como un puñado de casas solariegas entre las que sobresale la de Torreorgaz.

Valencia de Alcántara
Las aguas del río Tajo se internan en Portugal. Aún en tierras españolas, justo en el vértice donde se une el país vecino y la provincia de Badajoz, se halla Valencia de Alcántara, declarada conjunto histórico artístico. Su barrio gótico judío es responsable de tal reconocimiento. A sus calles en curva y empedradas asoman más de doscientas portadas en piedra. El monumento principal es la iglesia de Nuestra Señora de Rocamador y a las afueras del pueblo destacan sus dólmenes prehistóricos.

Olivenza
Olivenza fue objeto de disputa histórica entre las coronas de Portugal y Castilla. Cayó de este lado, pero su impronta lusa se manifiesta en muchos de sus edificios, en su cercanía con la raya y hasta en la personalidad de sus vecinos. El estilo manuelino está presente en algunas fachadas de iglesias y casonas solariegas. Las aguas del río Guadiana bañan esta localidad adscrita a la provincia de Badajoz en una comarca ribereña y salpicada de dehesas donde corretea el cerdo ibérico.

Tentudía
Tentudía es el nombre de un monasterio y de una comarca al sur de Badajoz. El viejo cenobio está ligado a la leyenda por la cual se apareció la sagrada imagen de Santa María de Tudía. El monasterio fue guardado por la orden de Santiago. Al monasterio se llega por la localidad de Calera de León. Pero además del templo la comarca posee pueblos con encanto como Monesterio, Fregenal de la Sierra o Fuentes de León. Son tierras adehesadas, salpicadas de encinas y alcornoques y de importante ganadería ibérica.

Medellín
Extremadura fue tierra de conquistadores. En Medellín, en la provincia de Badajoz, nació Hernán Cortés. Su escultura preside una de las zonas más nobles del pueblo. Hay un importante castilloi árabe en su cerro más alto y la huella de la cultura romana en buena parte de la localidad. El puente viejo sobre el río Guadiana simboliza la riqueza patrimonial de una ciudad que asumió los postulados del barroco para buena parte de sus casonas y palacetes.

¿VIAJARAS A BARCELONA?

Entradas Port Aventura

SAGRADA FAMILIA + PARK GÜELL

BARCELONA DÍA COMPLETO

COSTA BRAVA 8 HORAS

MONTSERRAT POR LA MAÑANA

TOUR TAPAS BARCELONA

¿TIENE ALGUNA CONSULTA?