Idioma:

Tallin (Estonia)

tallin-estonia-agencia-de-viajes-barcelona

El casco antiguo de Tallin parece de postal, con sus iglesias antiguas, su arquitectura barroca, sus tejados rojos y sus callejuelas adoquinadas. Todo está tan bien conservado que tendrás la sensación de estar viajando a la época medieval. A pesar de los vientos helados del Báltico que soplan en invierno, Tallin resplandece en la época navideña.

Dicen que Tallin fue la ciudad europea donde se plantó un árbol de Navidad. En 1441 los Cabezas Negras, una asociación de comerciantes solteros, colocaron el primer árbol en la plaza del Ayuntamiento, y cantaron y bailaron su alrededor. Las celebraciones navideñas aún tienen lugar en torno al árbol, donde se instala uno de los mejores mercados navideños de Europa. Los puestos venden de todo, desde gorros de lana y artículos de cerámica a velas aromáticas y elementos decorativos de madera, todo ello realizado por artesanos locales.

Entre compra y compra aprovecha para probar las salchichas, la morcilla y el vino caliente en alguno de los puestos de comida del mercado.

 

Castleton (Reino Unido)

castleton-reino-unido-agencia-de-viajes-barcelona

El mes previo a la Navidad puede ser bastante estresante con tantas compras, sesiones de limpieza y cocinar platos elaborados. Escápate de todo eso a Castleton, un encantador pueblo inglés donde disfrutar de los simples placeres de la vida.

Las fiestas comienzan con el alumbrado navideño. Todas las tiendas hacen lo posible por crear sorprendentes elementos decorativos y un ambiente acogedor tanto para los locales como para los visitantes. La mayoría amplía el horario de apertura y organiza actividades y concursos temáticos, como concursos de preguntas, talleres de artesanía y juegos para niños.

Las cuatro cuevas de la localidad acogen varias actividades durante la época navideña. Peak Cavern cuenta con una larga tradición de cantar villancicos a la luz de las velas. Cada concierto cuenta con una banda de música diferente y a los asistentes se les invita a vino caliente y mince pies, las tradicionales tartaletas navideñas británicas. Cuesta poco dejarse llevar por el ritmo de vida de este pueblecito encantador.

Tromso (Noruega)

tromso-noruega-agencia-de-viajes-barcelona

¿Suenas con una blanca Navidad? ¿Por qué no vas más allá incluso y pasas las fiestas en el Círculo Polar Ártico?
La ciudad-isla de Tromso, a pesar de pasar todo el invierno en la oscuridad, vuelve a la vida en el mes de diciembre. Cada rincón huele a clementinas, ramas de pícea y jengibre. El alegre sonido de los villancicos llena la magnífica sala de la catedral del Ártico.

La gente local se reúne en los mercados de Navidad, donde es difícil resistirse a las tentaciones que te rodean. Prueba las tradicionales galletas de jengibre ingefærnøtter, en forma de bolitas pequeñas, y un vaso de licor de camarina negra, una especie de arándano negro que crece en los países del norte de Europa.

Una de las ventajas de estar en la más completa oscuridad es que puedes contemplar la huidiza aurora boreal. Suelen aparecer entre las seis de la tarde y la medianoche, así que sal a verlas y, mientras aparecen, aprovecha la nieve para montarte en un trineo tirado por perros, hacer esquí de fondo o participar en una pelea de bolas de nieve.

Küssnacht, Suizakussnacht-suiza-agencia-de-viajes-barcelona

En la mayor parte del mundo recibimos a Santa Claus con los brazos abiertos, pero no se puede decir lo mismo del pintoresco pueblo de Küssnacht, situado al lado del Lago de los Cuatro Cantones, donde más de 20 000 visitantes acuden cada 5 de diciembre a cazar al simpático anciano regordete de barba blanca.

Para eso organizan el Klausjagen, o “caza de Santa Claus”. Esta es una de las celebraciones navideñas más raras de Europa. Su origen se remonta a una tradición pagana de la Edad Media, donde la gente intentaba espantar los malos espíritus haciendo mucho ruido. Al final, se montaba tal escándalo que acabaron prohibiéndola en el siglo XVIII, pero un siglo después volvieron a retomar la celebración como una fiesta cristiana con San Nicolás como personaje principal.

En el desfile, que dura toda la noche, participan un gran número de personas: 180 hombres hacen sonar sus cuernos, otros 200 hombres portan iffeles, una mitra episcopal enorme iluminada con velas en su interior que imita el diseño de una vidriera, y 700 jóvenes más hacen sonar las campanas que llevan colgadas del cuello, mientras todos juntos “persiguen” al rebelde Claus y a sus cuatro elfos por todo el pueblo.

¿VIAJARAS A BARCELONA?

Entradas Port Aventura

SAGRADA FAMILIA + PARK GÜELL

BARCELONA DÍA COMPLETO

COSTA BRAVA 8 HORAS

MONTSERRAT POR LA MAÑANA

TOUR TAPAS BARCELONA

¿TIENE ALGUNA CONSULTA?