Idioma:

Croacia limita el acceso a una de sus cascadas más famosas

Skradinski Buk, en el parque nacional de Krka en Croacia, tendrá un límite en el número de visitantes a partir de este verano.

 

En el centro de Dalmacia, el Parque Nacional de Krka es uno de los más famosos y visitados de la zona gracias a sus cataratas. Éstas están formadas por el río Krka en su transcurso hacia su desembocadura en el mar Adriático. Uno de los conjuntos más famoso de cataratas es el llamando Skradinski Buk, formado por seis saltos de agua y en cuya laguna está permitido el baño.

Es por su belleza, su entorno y la posibilidad del baño por lo que recibe miles de visitantes al día en temporada alta, es decir, en verano. Y este número para que va en aumento. Es por ello por lo que la dirección del Parque Nacional de Krka ha decidido limitar a 10.000 los visitantes de Skradinski Buk, no así del conjunto del parque nacional. Así, cuando el Skradinski Buk esté lleno, las autoridades instarán a los visitantes a conocer otras zonas del parque como Roški Slap, otro conjunto de cascadas más pequeñas, o la isla de Visovac, en cuyo centro se erige un monasterio católico creado por monjes agustinos.

Este cambio en la política de visita al Parque Nacional de Krka fue anunciado por el directo del parque Krešimir Šakić, quien además explicó, según The Independent, que esta medida responde a una necesidad de proteger las cascadas: “mientas los visitantes esperan para visitar Skradinski Buk, podrán visitar otros senderos y miradores y así disfrutar del sagrado patrimonio del Krka“.

Esta nueva medida se ha tomado debido a que no quieren sufrir los daños que sufrió el pasado año el Parque Nacional de Plitvice, el más famoso de Croacia, cuando los visitantes se desviaban de los caminos establecidos para, en teoría, hacer mejores fotografías. Los daños fueron tales que actualmente el parque está en riesgo de ser eliminado de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.