Idioma:

Un viaje por calles medievales, palacios imperiales, arquitectura contemporánea amenizado con elegantes cafés y conciertos de ópera

La capital austriaca tiene mucho de todo. A la contundencia barroca y rococó de sus palacios imperiales, hay que añadirle un casco antiguo de calles empedradas con tavernas oscuras, en el que Mozart vivió algunos años y se erige la bella catedral de San Esteban, y por donde apetece pasear en busca de alguno de sus cafés históricos. Viena también aporta una amplia visión de la Europa contemporánea con sus interesantes muestras de Art Nouveau y sus museos de arte, como el Albertina y el Museum Quartier. Aquí tienes doce visitas imperdibles.

Schönbrunn

Residencia de verano de los Habsburgo, esta maravilla barroca está situada a unos veinte minutos del centro, rodeado de esplendidos jardines. En el siglo XVIII, la emperatriz Maria Teresa lo remodeló y amplió hasta edificar 1500 estancias en estilo rococó. La Gran Galería, con 43 m de largo y 10 m de ancho, era el mayor salón de Schönbrunn, escenario de ceremonias, bailes y banquetes. En su interior se visitan varios museos. No perderse la vista del conjunto del palacio y los jardines de estilo francés desde la glorieta encaramada en la colina.

Palacio de Hofburg

Corazón del Imperio Austrohúngaro, alberga 2.600 estancias y su construcción se inició en el siglo XIII, por lo que presenta zonas realizadas en épocas muy diversas. Aquí se hallan las dependencias de los monarcas que más han influido en la difusión de la ciudad en el mundo, Francisco José y su esposa Sissí emperatriz, el recorrido por sus aposentos, comedores, salones de gala y salas de audiencia permite revivir cómo era el día a día en la corte vienesa. En un ala lateral, en un museo aparte, se visitan las estancias de Sissí: el dormitorio de la emperatriz, su baño privado y la sala de gimnasia donde cultivaba silueta.

Escuela Española de Equitación

Lleva practicando y cultivando la doma clásica desde hace más de cuatro siglos y es uno de los símbolos de la antigua ciudad imperial. La escuela fue fundada en 1571 y se halla en un edificio anexo del Hofburg, situado en el centro de la ciudad. La gran sala barroca que acoge la exhibición de los caballos lipizzanos fue construida entre los años 1721 y 1735. La Escuela Española de Equitación en Viena es la única institución del mundo que mantiene sin cambios y cuida desde el Renacimiento hasta hoy el arte ecuestre clásico. También es posible contemplar los entrenamientos que tienen lugar cada mañana.

Ringstrasse

El emperador Francisco José (1830-1916) inauguró este anillo viario que circunda el casco antiguo y se abre a la Viena contemporánea en 1865. En esta vía de 5,3 kilómetros de largo y 56 metros de ancho, zona de paseo de la alta sociedad durante años, se alzan los edificios insignia del esplendor vienés como la Ópera, el Parlamento, el Ayuntamiento y la Universidad, además de salones de la nobleza y el palacio imperial Hofburg.

Belvedere

En realidad son dos palacios, el Superior y el Inferior, entre los que se extienden una suerte de jardines bellísimos cuajados de estatuas y fuentes. Los palacios contienen reputados museos como el de Arte Medieval, el de Arte Barroco y la Galería Nacional, dedicada a pintores austriacos de los siglos XIX y XX como Gustav Klimt, Egon Schiele y Oskar Kokoschka.

Museum Quartier

Este complejo de edificios, que fueron los antiguos establos de la Corte, hoy se ha convertido en uno de los lugares más vitales de la ciudad, de visita obligada no solo por sus instituciones museísticas si no por la animación que reina en el recinto a todas horas. Los principales museos del MQ son el Leopold Museum con sus numerosas obras de Egon Schiele (1890–1918), el Museo de Arte Moderno (Mumok), el pabellón Kunsthalle, dedicado al arte experimental, y el Centro de Arquitectura de Viena (Architekturzentrum Wien), además de otros espacios de exhibición temporal de arte contemporáneo como el Kunsthalle Wien y un centro de danza, el Tanzquartier.

Edificio Secesión

El Art Nouveau es uno de los hitos a destacar en Viena. Arquitectos de gran relevancia como Otto Wagner, Josef Hofmann, Adolf Loos o Joseph Maria Olbrich construyeron, en el cambio de siglo entre el XIX y XX, edificios de gran proyección mundial como el Secesión o la Looshaus.

Nashmarkt

Está situado cerca del centro de la ciudad, y a lo largo de dos kilómetros se alinean más de 120 puestos en los que se puede adquirir aceite de oliva tunecino y chucrut y degustar desde schnitzels (el popular escalope austriaco) hasta sopa de albóndigas al estilo de Shanghai. Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando en este mismo lugar se comerciaba con leche. Abre todos los días y el sábado además se organiza un mercadillo.

Museo Albertina

Alberga una de las más extensas colecciones gráficas del mundo con aproximadamente 65.000 dibujos y cerca de un millón de grabados, tanto antiguos como modernos. Destacan sus riquísimos fondos de Alberto Durero y obras de los últimos 130 años desde el impresionismo francés hasta nuestros días, pasando por el expresionismo alemán o la vanguardia rusa. Está situado en el centro de la ciudad.

Prater

Antiguo coto de caza , alberga el parque de atracciones más antiguo del mundo, con la icónica noria famosa por ser uno de los escenarios de la película de Orson Welles, El Tercer Hombre (1949). Merece la pena alquilar una bicicleta para recorrer sus alrededores.

Cafés de Viena

Forman parte de la vida de la ciudad. Lujosos y acogedores, hay que disfrutar de una taza de café y una porción de tarta en cualquiera de ellos. Te aconsejamos algunos de los más populares e históricos. El Café Landtmann (Dr. Karl Lueger Ring, 4), inaugurado en 1873, fue considerado como el café más elegante de la ciudad; el Mozart (Plaza Albertina, 2), fundado en 1794 y totalmente renovado en los años 80 del siglo pasado; Café Sacher (Philharmoniker-strasse, 4), situado en el hotel homónimo, es famoso por ser donde se creó la legendaria tarta Sacher.

Isla del Danubio

La Donau Insel es la gran zona de ocio vienesa, con discotecas, restaurantes, zonas deportivas e incluso playas fluviales. Se trata de una isla artificial de más de 20 kilómetros de longitud y apenas 200 metros de ancho que se construyó en la década de 1970.

¿VIAJARAS A BARCELONA?

Entradas Port Aventura

SAGRADA FAMILIA + PARK GÜELL

BARCELONA DÍA COMPLETO

COSTA BRAVA 8 HORAS

MONTSERRAT POR LA MAÑANA

TOUR TAPAS BARCELONA

¿TIENE ALGUNA CONSULTA?